DSC_0099 edit

Y fíjese el lector que el título habla de un aspecto concreto… no hay una gran investigación sobre la vida y obra de Ed Wood…esto es una interpretación subjetiva personal acerca de ese aspecto concreto… una interpretación sobre lo que considero una actitud suya característica, entresacada de la peli “Ed Wood” de Tim Burton, pero sobre todo de sus propias películas (en especial “Glen o Glenda” que me fascina)…

Y esta interpretación puede corresponderse con la realidad o no…pero yo la considero un ejemplo, un paradigma que se recoge en la famosa escena de “a positivar” de la película “Ed Wood”…aquella en la que el director da por válidas escenas hechas de cualquier manera…

Y esta actitud es la de su peculiar y personal forma de narrar rozando o traspasando el “cutrismo” pero sin miedo a hacerlo…no importa que no haya medios, no importan las adversidades… si hay que hacerlo, pues se hace y punto…lo importante es darle salida a esa necesidad visceral de crear…

La actitud Ed Wood es un buen paradigma explicativo de cómo funciona la fuerza generadora que llevamos dentro, que nos ruge dentro y a la que hay que atender sin importar el resultado, y lo que es más, sin encasillar el resultado antes incluso de crearlo…el arte solo se contamina de tanto replicar modelos externos…

Es cierto que hay una línea muy fina entre el cutrismo y el estilo personal, ahora bien, ¿por qué va a dejar uno de hacer cualquier cosa porque sabe que no tiene un excesivo talento o por que tienen pocos medios? que manía con esconder los defectos, con esconder lo que uno hace mal, lo que no es perfecto…que manía con la perfección…oye, que no hablamos de una operación a corazón abierto, ni de un puerta que no cierra porque le han colocado mal las bisagras…hablamos de “arte”… con lo que libera hacer cosas sin presión, sabiendo que las puedes hacer fatal y que eso es lo de menos… A partir de ese punto, de ese momento…lo único que queda es aprender y mejorar…

Lo importante, lo realmente importante es la necesidad expresiva, uno se expresa como puede, busca sus propios formatos expresivos o los toma prestados…y cuando uno ya tiene satisfecha su expresión proyectada, entonces y solo entonces, podrá siquiera plantearse que tipo de obra es, y si su engendro es un engendro realmente.

Y, ¿por qué “engendro”? tal vez solo son engendros para el ojo externo que no conecta con ellos… o tal vez realmente sean algo horrendo y punto, y ¿que? si eso es así, ¿qué pasa?

La belleza del engendro artístico……¿Por qué pretender que todo lo que uno hace ha de estar colgado en un museo?… tal vez estas expresiones no tengan ese valor individual y “artístico” por si mismos que nos gustaría, pero tal vez formen parte de un proceso vital más largo, un paso en un estilo personal o simplemente sean una herramienta psicológica de auto-conocimiento, tal vez sean entrenamientos o formen parte de una terapia personal…y tal vez y solo tal vez, conecten con alguien, aunque solo sea una persona en el mundo entero, alguien que esté en el mismo momento de vida o que tenga las mismas inquietudes, por muy extrañas, superficiales, profundas…que estas sean…

Si, ya se ya se…el otro extremo es cuando uno pretende que su obra sea una obra de arte con cierta factura…cuando uno se detiene más en lo que significa ser artista que en el propio proceso creador… cuando uno obliga a los demás exponiéndoles a su obra …pero esa es otra actitud, es otro tema distinto…lo importante es entender para qué hace uno las cosas… y ya luego cada cual que se las ingenie con su honestidad o falta de honestidad personal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s