el lado oscuro

Y esto no tiene nada que ver con Star Wars…o si, no sé, cada cual que lo juzgue como desee…

Caminamos al borde de la oscuridad en muchas ocasiones… y nos asomamos a su placer hedonista a través de determinadas maneras de relacionarnos con lo carnal y lo material…el lado oscuro no está en el objeto en sí, sino en la relación con este…incluso en la falta de relación con este si es una falta auto impuesta (placer hedonista o austeridad auto impuesta…)

En este, sentimos y experimentamos la voluptuosidad de los sentidos en todas sus formas…y sí, por qué no decirlo, hay una forma de felicidad extraña e intensa en todo ello…una felicidad enloquecida, eufórica, desgarradora…

Pero cuando uno se acerca con demasiada intensidad o frecuencia,

un poso de dolor late con fuerza en el interior…los jugueteos dejan de parecer graciosos, y la inercia nos engulle con fuerza…la inercia…ya convertida en adicción…Es en esos momentos, en un resquicio de lucidez…cuando tenemos la certeza absoluta de la eterna desazón a la que nos condena…

La oscuridad nos provoca una cierta inercia de atracción, nos arrastra con los ojos cerrados…Es el sendero fácil y de gran satisfacción inmediata…Tenemos ideas románticas sobre aquellos  que viven sus vidas desde ahí, al límite, o rozándolo, los enaltecemos como iconos…solo hay que ver a quien admiramos, cómo y para qué…solo hay que ver que representa el hecho de enaltecer o degradar a alguien

La cosa es esta…

Todos en mayor o menor medida podemos sentir o sentimos una cierta atracción hacia lo oscuro, por una u otra razón, en un momento u otro…Pero ¿qué demonios es la oscuridad? Podríamos perdernos ya solo en intentar definirla…dejémoslo en la sombras del ser humano…si, baste decir que son las sombras del ser humano…porque no solo se habla de lo perverso, lo malignamente ambiguo…es la deformidad interior, cada cual que conozca la suya… sin un patrón para compararla…y por muy ligera que esta sea…

La percepción de esta es una cuestión de escala…y abarca desde la cotidianeidad más absoluta…hasta lo extremo…el lado oscuro tiene la misma naturaleza, y una característica en común: la relación con este daña.

En nuestra eterna contradicción existencial, tenemos que vivirla para comprenderla, aunque solo sea un poco…sentirlo, no reprimirlo, reconocerlo y no quedarse enganchado…pues sus efectos son devastadores en nuestra psique, aunque no nos demos cuenta…

Estas sombras tiñen, con su visión de perversidad, los actos de los otros, del resto de seres vivos, tiñen la visión que tenemos de todo…

En definitiva…

El lado oscuro es una o muchas maneras de relacionarse con el mundo, es cuestión de matices…por eso es tan imperceptible a veces y tan dañino…porque podemos vivir una vida entera sin percatamos de su influencia, y porque su influencia no es nada más que la relación que nosotros tenemos con nosotros mismos y con nuestra propia existencia…sin más aditivos… no es algo externo, aunque es bien cierto que a veces se percibe en lo externo por la relación que los otros tienen consigo mismo y con el resto de seres vivos…

Yo he estado muchos años siguiendo muy de cerca esto porque trataba de entenderlo, porque pensaba que era la forma…Con el tiempo me he dado cuenta de que estar cerca hace que, irremediablemente, te tiñas de esa oscuridad…Con el tiempo me he dado cuenta de que lo mejor, para mi, es entrar en el centro de mi propia deformidad, observarla solo cuando se dan situaciones en las que es necesario, comprenderla y salir de allí pitando, para que no me persiga, para que no me siga  tiñendo nunca más…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s